jueves, 7 de enero de 2016

Insulin Angel, ayudante de los diabéticos

Una de las cosas más positivas de la tecnología, y de todos los avances que en ella tienen lugar, es la posibilidad de mejorar nuestras vidas. No hablamos solo de cómo nuestras fronteras informativas han aumentado de forma considerable, o de cómo podemos comunicarnos con personas de cualquier punto del planeta; ni siquiera nos referimos a las mil aplicaciones que nos permiten localizarnos geográficamente, o comprar a tiendas de cualquier lugar del globo... Nos referimos, en este caso, a cómo permiten mejorar nuestra salud.



Y es que eso es lo que permite Insulin Angel, un dispositivo que hará a los diabéticos mucho más llevadera su enfermedad. Es muy pequeño, del tamaño de un llavero, y está pensado para situarse dentro del estuche de la insulina ? medicación imprescindible para cualquier diabético.



¿Para qué sirve Insulin Angel?

Este dispositivo se conectará a vuestro smartphone a través de bluetooth, y, a partir de ahí, cumplirá dos funciones fundamentales. Lo primero será vigilar la temperatura a la que se encuentra la insulina. Esto es importante puesto que la insulina es uno de esos medicamentos termolábiles; aunque ya se indica en la caja que debe permanecer en un lugar fresco y seco, como en todos los medicamentos, en este caso es aún más importante.

Los medicamentos termolábiles son medicamentos que, por algún componente que llevan, son muy sensibles a cualquier variación de temperatura, así como a temperaturas excesivamente altas o excesivamente bajas. Son productos que requieren estar en la nevera; la insulina, por ejemplo, tiene una temperatura de conservación de entre cuatro y ocho grados centígrados. Sus plumas o viales, sin embargo, entre quince y veintinueve grados. Si esta temperatura variará, sus propiedades podrían perderse.

Para evitar que esto suceda, la temperatura debería ser comprobada de forma regular. Pero estamos hablando de un medicamento, como ya hemos dicho, indispensable para los diabéticos, y esto implica que viajará con ellos. Si el estuche se dejara al sol en la playa, por ejemplo, podría desequilibrarse.

Teniendo en cuenta esto, se ha diseñado Insulin Angel con un sensor de temperatura incluido. Este sensor medirá cada pocos segundos la temperatura del estuche, y la enviará al smartphone del paciente ? o de sus padres.

Su segunda función, también muy importante, es tener localizado el estuche mediante la conexión bluetooth. Como ya hemos dicho, es vital para los diabéticos tener la insulina cerca en todo momento. Si en algún momento el móvil notase que el contacto se ha perdido, enviaría una alerta al paciente a través de su smartphone; de esta forma, no hay posibilidad de que se le olvide en casa al salir, por ejemplo.

Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes comentar todo lo que quieras sin tener que registrarte. ¡¡ PRUÉBALO !!