lunes, 27 de mayo de 2013

Las consolas que revolucionan el mundo de los videojuegos

La salida este martes de la nueva consola Xbox One, vía Microsoft, es la señal de lo trascendente que resulta 2013 para la historia de los videojuegos y cómo arde el mercado en pos del cliente potencial.


Frente a estos lanzamientos, precedidos por grandes campañas promocionales, no queda más que pensar muy bien antes de adquirir una consola.

La Xbox One fue presentada en la sede de la empresa en Redmond, Washington y tal como sucediera en febrero pasado con la PlayStation 4, cuando Sony no quiso mostrar el funcionamiento, también Microsoft se negó a hacer la demostración del aparato.

Esto es porque ambas firmas tienen la intención de reservarse algunos de sus secretos para la convención de videojuegos E3 del próximo mes, según informó BBC Mundo.

La apuesta de Microsoft es alta, pues con su pasada Xbox 360 lideró el mercado pero no logró grandes ingresos por ventas.

Según la firma de análisis de mercados IDC, a finales de marzo la compañía ingresó US$76 millones en ventas de Xbox 360, en contraste con los US$99.4 millones de ingresos en ventas de la Wii de Nintendo y los US$78 millones en ventas de la Play Station 3 de Sony.

Sony superó en ventas a Microsoft en Japón y en Europa continental, pero la Xbox demostró ser más popular en Estados Unidos y Reino Unido.

“2013 está demostrando ser el año de la renovación de los hardware de consolas. Aunque es emocionante, no lo es tanto como cuando la Xbox 360 irrumpió en la industria del videojuego hace siete años”, comentó Peter Molyneux, de la empresa desarrolladora de videojuegos 22cans.

“Sus competidores ya no son Sony y Nintendo, sino Apple, Google y Samsung”, explicó, en referencia al creciente uso de videojuegos en dispositivos móviles.

Debe competir, por ejemplo, con la Project Shield, de Nvidia, que ofrece una alternativa seria a las consolas portátiles de Nintendo y Sony, sin limitar su potencial a una sola plataforma. Aunque usa Android como sistema operativo, Project Shield también reproduce juegos de PC en la pantalla, algo muy similar a lo que hace el control/tableta del Wii U.

Los primeros envíos de la Project Shield llegarán a los jugadores de Estados Unidos que la hayan reservado anteriormente, a principios de junio con un precio de 349 dólares.

CREADA DESDE CERO

Xbox One fue creada “desde cero” y su aspecto recuerda al tradicional reproductor DVD con una proporción 16:9 y pensada para instalarse en posición horizontal, cuenta con disco duro de 500 Gb, un procesador de 8 núcleos x86, conexión “wireless”, tres puertos USB, uno HDMI y con lector Blu-ray.

Dada la gran acogida que tuvo el periférico Kinect tras su lanzamiento en 2010, Microsoft ha querido acentuar su importancia de cara a Xbox One, donde este sensor audiovisual externo reclama su lugar como el verdadero hecho diferencial de esta plataforma frente a los competidores.

Kinect fue protagonista en la presentación  donde se mostró su capacidad para capturar vídeo en alta definición (1080p) a 30 frames por segundo y su precisión a la hora de entender la voz y los movimientos del usuario, que ahora también se detectarán bajo condiciones mínimas de luz y en condiciones variables de espacio.

Gracias a Kinect el usuario podrá activar Xbox One solamente con una instrucción hablada (“Xbox On”, en inglés), pasar de ver una película, jugar a un juego o ver la televisión con solo pedírselo a la consola, lo mismo que cambiar de canales, “tan rápido como con el control remoto”, dijo Yusuf Mehdi, vicepresidente de Estrategia de la división de Entretenimiento de Microsoft.

Mehdi demostró cómo con un gesto de las manos la consola regresa al menú principal y enseñó el potencial de Xbox para hacer varias tareas simultáneas (una de las cosas presentadas más interesantes), como por ejemplo ver una película y realizar una videoconferencia por Skype, sistema que está integrado en Xbox One.

La compañía estadounidense aspira a que los usuarios conviertan Xbox en su vía de acceso a los contenidos en su televisor, no en un accesorio que solo se conecta para jugar, para lo que incorpora menús de programación y listas de lo más visto por los miembros de la comunidad Xbox Live.

A través de la aplicación SmartGlass y con Kinect como vínculo, el propietario de Xbox One podrá también interactuar con la consola a través de su tableta o teléfono móvil y, entre otras cosas, realizar búsquedas en internet en la pantalla sin que eso implique dejar de ver lo que esté viendo en el televisor en ese momento.

Microsoft dedicó la mitad del acto a hablar de vídeojuegos aunque se reservó para la feria E3 las demostraciones en vivo que permitieran tener una referencia de qué es lo que Xbox One aporta al jugador frente a Xbox 360 más allá de un nuevo mando de control, sin cables, que ha sido rediseñado para incrementar su precisión.

El mando cuenta con un sensor infrarrojo para ser detectado por Kinect, lo mismo que ocurre con el mandos de Wii de Nintendo o el Move de Sony con sus respectivas consolas.

Franquicias que estarán en Xbox One son “Call of Duty” con su nuevo “Call of Duty: Ghosts”, juego del que se pudo ver hoy su primer tráiler, así como “Forza Motorsport 5″, que estará disponible desde el lanzamiento de la consola que verá la luz “más tarde este año en todo el mundo”, según dijo Don Mattrick, el presidente de la división de Entretenimiento de Microsoft.

De Microsoft Games Studios llegarán 15 juegos nuevos durante el primer año de vida de Xbox One, 8 de ellos franquicias inéditas, mientras que Electronic Arts informó de su acuerdo con Microsoft para desarrollar juegos para la plataforma, entre los que debutarán “FIFA 14″, “Madden 25″, “NBA Live 14″ y “UFC” durante los próximos 12 meses.

Entre las sorpresas del evento estuvo el anuncio de que Steven Spielberg desarrollará una serie de televisión basada en la saga “Halo”, aunque el director de “Jurassic Park” no entró en los pormenores.

Xbox One llegará al mercado con el desafío de superar a Xbox 360, que lleva dos años siendo la consola más vendida en Estados Unidos y competir principalmente con PlayStation 4, dispositivo con el que Sony quiere volver a dominar el sector.

Los inversores en Wall Street reaccionaron con frialdad a Xbox One y las acciones de Microsoft perdían algo menos de un punto durante la jornada bursátil en la que Sony, por el contrario, subía más de un nueve por ciento.

STEAM BOX, OUYA

En abril pasado se presentó el Steam Box, de Valve, en la primera incursión de la firma en hardware Steam, basado en Linux. La idea que propone la compañía para su consola es que funcione con Linux y que además pueda ser utilizada como torre multimedia para toda la casa, con 8 monitores y 8 mandos. Además no tiene lector de discos o tarjetas, puesto que los contenidos son distribuidos a través de Steam.

También está la consola Ouya, que al igual que el Steam Box funciona con Android para Smartphone y cuya portabilidad representa un duro desafío para los sofisticados aparatos de Nintendo, Sony y Microsoft.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes comentar todo lo que quieras sin tener que registrarte. ¡¡ PRUÉBALO !!