jueves, 6 de junio de 2013

Francia está "harta" de Amazon

Las actividades de ingeniería financiera practicadas por Amazon, al igual que por otras grandes firmas tecnológicas como Apple o Facebook, están comenzando a provocar un fuerte hartazgo en el seno del Gobierno francés. Aurélie Filippetti, ministra de cultura francesa, ya ha iniciado la guerra contra Amazon y en defensa de las librerías tradicionales.


Francia contra la evasión fiscal de Amazon



Amazon, compañía que ha localizado la mayor parte de sus actividades en Luxemburgo, bien conocido por ser uno de los paraísos fiscales europeos, ha llevado a cabo tácticas para evitar pagar más impuestos de lo necesario. Así, en Francia, donde se estima que su facturación supera los mil millones de euros, este gigante tecnológico solo declara 25 millones. Por otra parte, la firma solo paga impuestos y el IVA sobre esta pequeña parte de su facturación y de su actividad en el país. El resto de dinero es declarado en Luxemburgo.

Estas maniobras de la compañía norteamericana han llevado a la ministra de Cultura, Aurélie Filippetti, a declarar que "todo el mundo está harto de Amazon" por la pérdida de empleos que ha provocado su éxito y por la evasión de impuestos practicada por este gigante del comercio electrónico.

A estos factores, la ministra añade que los libreros tradicionales no pueden competir con Amazon no solo por sus maniobras fiscales sino también por sus agresivas ofertas que permiten obtener un 5% de descuento en muchos ejemplares y entrega a domicilio sin costes. La ministra le ha lanzado un mensaje claro a Amazon: "hay que respetar el precio único del libro". La regla del precio único data del año 1981 y fue diseñada para proteger a los libreros independientes frente a la competencia de las grandes cadenas de tiendas de productos culturales.

Francia ya venció a Google



La lucha del país vecino frente a los gigantes tecnológicos ya cuenta con exitosos precedentes como es el caso de Google. En este caso, el gobierno del socialista François Hollande ha logrado llegar a un acuerdo con el gran buscador por el cual Google deberá de pagar 60 millones de euros a los editores de prensa generalista franceses. Con dicho acuerdo histórico Google ayudaría a la prensa francesa con un "fondo de ayuda a la transición digital". Así se cerró una larga lucha de Francia y su prensa contra Google. El acuerdo, de hecho, fue firmado por Eric Schmidt, máximo dirigente de Google, y François Hollande, primer ministro francés.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes comentar todo lo que quieras sin tener que registrarte. ¡¡ PRUÉBALO !!