miércoles, 5 de junio de 2013

Jamen Shively, el ex ejecutivo de Microsoft que quiere crear un 'starbucks de la marihuana'

Habrá quien diga que Jamen Shiveley, ex directivo de Microsoft, actúa bajo los efectos de alguna sustancia ilegal pero lo cierto es que su idea ya ha logrado sorprender y causar revuelo en Estados Unidos. Y es que este ex de Microsoft quiere crear su propia cadena de tiendas de marihuana. O lo que es lo mismo, levantar de la nada una marca tan fuerte para la venta del cannabis como la ya creada por Starbucks para el café. 


Este directivo quiere aprovechar su proyecto emprendedor para rendir homenaje a su bisabuelo, antiguo productor de cáñamo, quien dará nombre a la marca Diego Pellicer. Para esta aventura empresarial Shiveley ya ha comenzado a recaudar fondos pidiendo a inversores cerca 10 millones de capital inicial basándose en la consideración de que la venta de marihuana"es un mercado gigantesco en busca de una marca".

"El tamaño estimado del mercado estadounidense, una vez que se legalice plenamente con las regulaciones existentes en el país, creemos que será de unos 200.000 millones de dólares, mientras que el mercado mundial estaría por encima del medio billón de dólares", aseguró este directivo a la BBC. Con estas cifras en la mano, Shiveley no tema afirmar que "planeamos crear una cadena nacional e internacional de negocios de cannabis"

Vicente Fox y la opinión pública norteamericana: sus principales apoyos



Vicente Fox, el ex presidente mexicano, ha sido de los primeros en defender la idea de Shively. Además, México sería el país desde el que la nueva empresa norteamerica comenzara a importar marihuana creando así un mercado legal que pudiera contrarrestar el tráfico ilegal de drogas entre México y Estados Unidos. Además supondría una ayuda para las arcas públicas norteamericanas. Además de Fox, el proyecto de Shively cuenta con el apoyo creciente de la población, tal y como han reflejado múltiples encuestas.

La administración Obama es el principal riesgo a su negocio



El hecho de que Colorado y Washingon hayan legalizado la marihuana no quita que las leyes federales de los Estados Unidos prohiban el consumo de esta sustancia. Por ello, el negocio de este ex de Microsoft ha de afrontar uno de sus mayores riesgos: enfrentarse con la administración de Obama. Es ella la que dirá la útima palabra sobre la implementación de las leyes estatales que permiten el consumo y la venta de marihuana. 

En el caso de que el gobierno federal anule el uso legal de la marihuana en dichos estados el negocio de Shiveley pasaría a no tener sentido. No obstante, hay que tener en cuenta que en estas leyes se llevaron a cabo, como en el caso de Colorado, para cumplir con la decisión adoptada por los ciudadanos de dicho estado en referéndum. El tiempo (y las leyes) dirá si el proyecto de este ex de Microsoft terminará o no cambiando los hábitos de consumo de marihuana en Estados Unidos y en el resto del mundo.


Fuente

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes comentar todo lo que quieras sin tener que registrarte. ¡¡ PRUÉBALO !!