jueves, 6 de junio de 2013

Japón está fabricando el sucesor del avión supersónico Concorde

Durante estos días se ha dado a conocer a los medios de comunicación el prototipo de un avión supersónico, es decir, un medio de transporte capaz de viajar a velocidades por encima de la del sonido, en Japón. Aunque por el momento sólo es un prototipo, este proyecto podría significar la reapertura de cara al público de la etapa de los viajes comerciales a velocidades supersónicas.


La Agencia de Exploración Aeroespacial japonesa llevará a cabo un vuelo de prueba con este modelo durante el próximo mes de agosto en Suecia, para estudiar sus efectos en cuanto a reducción del sonido, velocidad y resistencia.
El avión no tripulado fabricado por Fuji Heavy Industries mide 8 metros de largo y pesa más de 1 tonelada de peso. El objetivo de los fabricantes japoneses es el de tras los ensayos pertinentes crear un avión supersónico con capacidad para 50 personas que reduzca el ruido hasta en una cuarta parte en comparación con el Concorde que podeis apreciar en la imagen, el avión supersónico fabricado en la década de 1970 por empresas de Europa con capacidad para 100 personas pero ridículamente ruidosos.

En 2000, se produjo un trágico accidente, el único que tendría el Concorde en sus casi 30 años de historia, que terminó con los cien pasajeros, los nueve miembros de la tripulación y cuatro civiles en tierra fallecidos. Era el vuelo 4590 de Air France, estrellado en Gonesse (Francia) por un accidente en el despegue. Los atentados de las Torres Gemelas, el 11 de septiembre de 2001, pusieron la puntilla a la exclusiva aeronave: el descenso de viajeros por miedo le afectó sobremanera.
La industria aeronáutica está comenzando apostar de nuevo por este tipo de aviones supersónicos como nos comentó Álex Cruz, CEO de Vueling, durante el Sherpa Summit 2013 u otra clase de naves capaces de realizar vuelos suborbitales, es decir, aquellos en los que el medio de transporte sobrepasa la Línea de Kármán (100 km de altitud) pero su trayectoria interseca a la atmósfera y es incapaz de completar una órbita a nuestro planeta. Los pasajeros que se suban a este tipo de vuelos serían considerados de forma oficial como astronautas comerciales ya que de acuerdo a la Federación Internacional de Aviación cualquier persona que sobrepasa la Línea de Kármán es un astronauta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Puedes comentar todo lo que quieras sin tener que registrarte. ¡¡ PRUÉBALO !!